martes, 23 de septiembre de 2008

R E I N I C I A M O S


Tomamos hoy un nuevo camino. Pero, quizás, sería más oportuno usar la palabra reiniciamos -está más relacionada con el medio-. Hemos tenido que dejar atrás el nido del petirrojo parlanchín a causa de un cambio en la dirección de mi correo electrónico.


He tenido que crear un blog nuevo. Gracias a las herramientas que facilita Blogger cada vez es más fácil y pone más medios a nuestro alcance. Quedaron sin cerrar en mi blog anterior dos temas importantes:
1.- El relato de la historia de Eleazar en el que habéis colaborado la mayoría con soluciones imaginativas. A medida que las iba recibiendo no sabía por cual decidirme, pues todas eran igual de interesantes y, en buena lógica, posibles. Llamó poderosamente mi atención, que nadie puso en duda la amistad de Iñaki: todos encontraron alguna causa que justificaba la situación. Quedó claro, pues, que nadie pensó en un acto de traición o de miserable abandono. Para mí, dijo maravillas de todos vosotros.


2.- Tengo aún pendiente de organizar la recepción y el reparto de los premios -nunca olvido que son vuestros premios y la muestra de vuestra generosidad para conmigo- y les prestaré todos los honores que se merecen por venir de vosotros. Sin embargo, este es un trabajo complicado y que va a llevarme su tiempo organizar. Os ruego que no me considereis una ingrata. De verdad, que los he agradecido todos.