martes, 7 de septiembre de 2010

DEFENSA DE LA ALEGRIA

MARIO BENEDETTI
Tomada de su libro Inventario Dos
Poesía 1986-1991


Defender la alegría como una trinchera

defenderla del caos y de las pesadillas

de la ajada miseria y de los miserables

de las ausencias breves y de las definitivas



defender la alegría como un atributo

defenderla del pasmo y de las anestesias

de los pocos neutrales y de los muchos neutrones

de los graves diagnósticos y de las escopetas



defender la alegría como un estandarte

defenderla del rayo y de la melancolía

de los males endémicos y de los académicos

del rufián caballero y del oportunista



defender la alegría como una certidumbre

defenderla a pesar de dios y de la muerte

de los parcos suicidas y de los homicidas

y del dolor de estar absurdamente alegres



defender la alegría como algo inevitable

defenderla del mar y las lágrimas tibias

de las buenas costumbres y de los apellidos

del azar y también           también de la alegría.

Alcalá de Henares, 8 de septiembre de 2010

Voy a tomar unas vacaciones. En quince días no volveré por vuestros blogs.  Sin embargo, no me olvidaré de vosotros: no penseis que ya, por fín, os habíais deshecho de mis largos comentarios aunque reflexionaré y prometo enmendarme.  Besicos, besines, besillos para todos.