miércoles, 28 de diciembre de 2016

UN VIENTO HURACANADO









I

El ático de la planta 30 del edificio tenía una terraza de pequeño tamaño en la que siempre parecía que el viento estaba transformándose en huracán.


II
A Candela ya no le preocupaba haber agotados sus recursos porque quedarse sin dinero formaba parte de su plan: nadie iba a heredarla. Estuvo atrapada algún tiempo en un amor que solo vivía en su imaginación, era evidente; él optó por aquella jovencita de cara inexpresiva y poco agraciada. No podía comprender por qué lo había hecho pero fue así. Ahora nada importaba. Seguir viva carecía de sentido.


III
Aquella mañana el cielo estaba muy cubierto. Se encontró en el espejo un rostro tan demacrado que le costó trabajo reconocerse. Decidió que había llegado el momento. Tambaleándose, arrastró la escalera hasta la terraza, sin fuerzas para sostenerla, estaba muy débil, tan flaca que era casi un esqueleto dentro de un pijama demasiado grande.



IV
Se precipitó al vacío porque resbaló. No fue un acto consciente sino un accidente. El viento del norte ululaba siempre en aquella dirección y en ese momento se adueño de ella,  la dirigió contra el primer edificio que encontró en su camino, se estrelló contra una ventana mal encajada, rompió los cristales y la metió dentro de una habitación que todavía mostraba una cama deshecha.



V
Quedó tendida sobre aquella cama y sangrando en tal cantidad que tardó pocos segundos en desfallecer. Cuando volvió a recuperar la consciencia estaba en un  hospital.



VI
Sentía tal confusión que a su cerebro no llegaban los recuerdos, no comprendía nada. Caer desde la planta 30 de un rascacielos tendría que haber acabado con su vida y los olores que percibía eran los propios de un lugar que había conocido durante tanto tiempo como su lugar de trabajo.



VII

El desaliento y la tristeza volvieron a ocupar su mente. Había fracasado otra vez. Sentía una mano sobre la suya y la respiración acompasada de un ser humano. Abrió los ojos y se encontró con los de un hombre mayor que la miraba con interés y casi sonreía
cuando le dijo:
 -¿Cómo estás?
-Estoy aún viva por lo que entiendo…respondió sin ningún entusiasmo.

-¡Bendito sea Dios! Necesito que sigas viviendo.

Estas palabras aumentaron su confusión.
- ¿Por qué? No sé quién es usted y ni siquiera sé cómo se llama.

-No quiero asustarte pero debes saberlo cuanto antes. Ni la policía ni el juez creen que entraste en mi casa por la ventana sino que consideran que es un intento de asesinato. Mi libertad y mi vida dependen de ti.




Alcalá de Henares, 28 de diciembre de 2016
Microrrelato  y fotografías realizados por Franziska


jueves, 8 de diciembre de 2016

El encuentro






Aquel día hacía un calor insoportable.  Aún me faltaban treinta minutos, caminando a buen paso, para llegar a casa.  Sentía una sed acuciante.  Decidí entrar en el primer bar que me encontrara en el camino.  Inesperadamente hallé uno nuevo que ocupaba un antiguo local de tapicería.  Entré sin reparar que al fondo sonaba una música muy suave y que algunas parejas estaban bailando. Pedí una botella de agua mineral y me senté en una mesa cercana al mostrador.  No puedo recordar cómo pero, sin pensarlo, me dirigí a la pista y comencé a moverme siguiendo el ritmo que marcaba la música.  De entre las sombras, surgió él.  No podía creerlo.  Llevaba, como siempre,  su sombrero de fieltro negro y sonriendo abiertamente se dirigió a mí invitándome a bailar. Hizo una señal a la orquesta y comenzó a cantarme suavemente, con esa voz apasionada y hermosa que él tiene,  I´m your man.  Bailábamos enlazados. Su mano derecha suavemente posada sobre mi cintura dirigía el baile y yo sólo me dejaba llevar por todas las sensaciones que en aquél momento me dominaban. Algo mágico y realmente extraordinario estaba sucediendo. Al fondo y sobre el techo ví  al dios Cupido apuntándome con sus flechas doradas y sonriéndome con picardía.  ¡No era posible Cupido no es más que un mito! Pensé.  Tienen que ser consecuencias del terrible calor y de la sed que he soportado esta mañana.  Volví a mirar para cerciorarme pero la imagen había desaparecido.  Leonard, pues era él, sin ninguna duda, seguía cantando muy cerca de mi oído, mi canción preferida.  Nunca he admirado a ningún hombre mayor tanto como a él y ahora él, me estaba musitando las más bellas palabras que un hombre puede decir a una mujer a la que ama: I´m your man.

Me retuvo suavemente entre sus brazos y posó sus labios en mi hombro izquierdo. Sentí un placer inmenso y una oleada de intenso calor, algo muy semejante al fuego y creo que ese beso se grabó sobre mi piel, atravesó el tejido de mi blusa y se ha quedado conmigo para siempre.


-¿Señora, perdone, se encuentra bien?

Abrí los ojos y todavía muy confusa respondí:

-Sí, gracias, he debido quedarme traspuesta.


 No salía de mi asombro al comprobar que el sonriente camarero tenía la misma cara que el dios Cupido y que al fondo del local  no había nadie, el bar estaba completamente vacío y tampoco existía la pista de baile.  Todo había sido un bello sueño.  Pagué y me dispuse a continuar mi caminata. La impresión había sido tan real que mi cerebro tardó algún tiempo en asimilarlo.  Nunca podré aclarar que pasó porque mientras hacía el camino hacia casa sentía el beso de Leonard quemando mi piel. Y desde entonces, siempre que lo recuerdo, con mi mano derecha trato de aprisionar la sensación.  Y, además, la sonrisa de aquel extraño camarero de ojos intensamente azules, cabello ensortijado y rostro barbilampiño... Una alucinación sí pero ¿y el beso…?





Alcalá de Henares, 8 de diciembre de 2016

 Texto e imágenes realizados por Franziska para publicarse en
"LA TORTUGA DE DOS CABEZAS"

Nota
El texto del cuento fue escritopor mí el día 26/08/2012 y las tres
imágenes de la Luna realizadas , en diferentes momentos de este año que está concluyendo.
Tengo que admitir que, a lo largo de estos años, he dedicado muy poca atención a los relatos breves. Sin embargo, he ido escribiendo alguno de vez en cuando. Así es que, por el momento, utilizaré esta página que nunca dediqué a intereses personales, a ir dando a conocer mi pequeña obra. Espero que sepáis perdonarme. Nada de lo que yo tenga que relatar en mis cuentos tendrá nunca el interés que tiene la vida de algunas de esas mujeres que he ido presentando y de las que, afortunadamente, hay muchísimas más de las que podremos continuar hablando. El mundo de las mujeres es inagotable, pese a quien pese y está lleno de pasión y autenticidad.

Este cuento de hoy no es el primero escrito por mí y ha sido elegido porque hace pocas semanas hemos perdido al protagonista de este sueño, el admirado Leonard Cohen.

martes, 16 de agosto de 2016

María Montessori



,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,



Maria Montessori, se llamaba en realidad Maria Tecla Artemisia Montessori, nació en Italia antes de que ésta se independizara y reunificara, concretamente el día 31 de agosto de 1870, en un lugar llamado Chiaravalle, en la provincia de Ancona y en el seno de una familia de clase media.  Muere en Noordwijk (Holanda), el día 6 de mayo de 1.952, a los 81 años.







De esta extraordinaria mujer se puede afirmar que poseía una inteligencia fuera de lo común, era una superdotada. A partir de los 14 años comienza estudios de ingeniería y más tarde de biología.  Por último, consiguió matricularse en la Universidad de Roma “La Sapienza”.  Se graduó con brillantísimas calificaciones en 1896 y fue la primera mujer en alcanzar el título de doctor en medicina en Italia. Durante dos años fue miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Allí puso en práctica el primer método de una educación innovadora realizado con niños deficientes mentales.  Más tarde realizó estudios de Antropología y obtuvo un doctorado en Filosofía. Fue contemporánea de Freud y desarrolló su propia clasificación de enfermedades mentales.







Con su flamante título de doctor, decidió abordar el campo de las enfermedades mentales. En el Departamento de Siquiatría de la Universidad de Roma, se encontró con niños considerados perturbados mentales. Logró que estos niños aprendieran a leer y a escribir. Consiguió que se presentaran a los exámenes escolares y obtuvieran resultados semejantes a los de los niños de la educación normal. Se dio cuenta de que estos niños tenían potencialidades que, aunque estaban disminuidas podían ser desarrolladas y que eran dignos de una vida mejor, sin representar una carga para la sociedad.  Es a partir de esta experiencia que decide dedicarse a la educación de los niños durante el resto de su vida. Pensó que su método podría ser aún más eficaz si lo ponía en práctica con niños que no tuvieran ningún tipo de dificultad física o psíquica.







¿Qué tipo de técnicas utilizaba? Lo que hacía era reforzar la autoestima a través de los juegos y de trabajos manuales. El principio básico defendido por María Montessori era que el niño necesitaba estímulos y libertad para aprender. Insistía que el rol del maestro dominante había que cambiarlo y dejar que el alumno tuviera un papel más dinámico en el proceso de aprendizaje.







María Montessori, es obvio, tenía una inteligencia extraordinaria pero también una fuerza de voluntad indomable y una resistencia para afrontar dificultades que hicieron de ella un auténtico apóstol en el campo de la enseñanza infantil. 







Entre los años 1898 a 1900, participó en foros feministas internacionales. Su propia y amarguísima experiencia personal, le hizo ver aún más claro cuál era la situación de las mujeres. En el Congreso de Turín, de 1898, defendió con la fuerza de su extraordinaria oratoria y con la verdad de sus argumentos la educación de tantos niños sin escolarizar como consecuencia de sus minusvalías físicas y psíquicas.







María Montessori fue la creadora de una técnica pedagógica que incluía en sus fundamentos la idea de que el aprendizaje debía provocar la felicidad y la capacidad de alentar la propia creatividad y al talento natural de los niños. Decía         que la educación debía iniciarse desde el nacimiento y destacaba el gran interés de la etapa de O a 3 años.







“El nivel y tipo de inteligencia se conforman fundamentalmente durante los primeros años de vida. A los 5 años, el cerebro alcanza el 80% de su tamaño adulto. La plasticidad de los niños muestra que la educación de las potencialidades debe ser explotada comenzando tempranamente.  Lo más importante es motivar a los niños a aprender con gusto y permitirles satisfacer la curiosidad y experimentar el placer de descubrir ideas propias, en lugar de recibir el conocimiento de los demás.”  Palabras de Montessori.







La influencia que tuvo con su sistema fue mundial y la mayor parte de sus ideas forman parte del modo de entender y educar ahora a los niños.



 




Fue propuesta, en tres ocasiones, al Premio Nóbel de la Paz.  En los últimos años de su vida, participó, de modo notable, en las actividades de la UNESCO.  Fundó el Centro de Estudios pedagógicos en la Universidad para Extranjeros de Perusa (Italia). En 1950 fue nombrada doctora honoris causa por la Universidad de Ámsterdam. Recibió la Legión de Honor de Francia por su destacada labor en el campo de la educación. Fue presentada a la Reina de Inglaterra, a los Kennedy y a Gandhi.







Durante su vida le tocó enfrentarse a tres guerras. Su patria, Italia,  que la desterró, en los tiempos de Mussolini, y en la que fue atacada y criticada duramente, a pesar de que sus ideas eran reconocidas en todos los países y sus conferencias traducidas a varios idiomas, la recibió años más tarde, con todos los honores.







Alcalá de Henares, 16 de agosto de 2016



Las fotografías de María Montessori son de Internet.



El texto está reelaborado por Franziska a partir de los datos encontrados en diversas fuentes de Internet.























Nota 







En una película realizada en Italia sobre su vida:







         “Una vida dedicada a los niños”,







 -es posible verla en Youtube- se cuenta, junto con sus indudables éxitos personales en su trabajo la tragedia que le tocó vivir con la separación de su hijo Mario. Es interesante porque capta muy bien la época con todos sus prejuicios y el precio que había que pagar para guardar las apariencias y poner a salvo el “honor de la familia”.











 




lunes, 1 de agosto de 2016

GERTRUDE B. ELION, PREMIO NOBEL DE FISIOLOGÍA 1988







Hoy me permito presentar en esta sección, a una de las científicas más brillantes. Su nombre es Gertrude B. Elion y en el año 1988 recibió el premio Nobel de Fisiología o Medicina “por sus descubrimientos de los principios clave sobre el desarrollo y el tratamiento de nuevos medicamentos”.

Forma parte de la lista de otras 17 mujeres científicas que han recibido el premio Nobel pero en ella se da la circunstancia de que no pudo obtener el doctorado.

Hija de emigrantes judíos, nació en Nueva York en 1918. Su entrega a la ciencia estuvo marcada por la tragedia. Cuando tenía 15 años, murió su abuelo a causa de un cáncer de estomago. El mismo año que Gertrude terminó su master –máxima titulación académica que consiguió- su prometido falleció a causa de una endocarditis bacteriana. Una enfermedad que sería curable, unos años después, con la invención de la penicilina.

Cuando murió su abuelo, Gertrude tomó la decisión de dedicar su vida a la ciencia para intentar encontrar una cura contra esta terrible enfermedad.  Así, con quince años -dos años antes del tiempo establecido- comenzó a estudiar química en el Hunter College. Consigue realizar la licenciatura, de forma gratuita, gracias a su buen expediente académico. De no haber sido por su esfuerzo y constancia, Gertrude jamás habría podido completar los estudios superiores.

Las dificultades para encontrar trabajo cuando salió de la Facultad fueron evidentes. En una entrevista de trabajo fue rechazada, a pesar de su brillante expediente académico,  a causa de que su presencia podía distraer la atención de los trabajadores que, por supuesto, eran todos hombres. Gertrude compaginó la enseñanza con un pequeño empleo de ayudante de laboratorio y, así, pudo pagarse los estudios de post grado.

En 1939 comenzó un master en Química, en la Universidad de Nueva York. Era la única mujer.  Entonces trabajaba por las mañanas como recepcionista en un consultorio médico y, por las tardes, como profesora de química y física. Dedicaba parte de las noches y los fines de semana a estudiar el master, título que conseguiría dos años más tarde.


La II Guerra Mundial cambió la situación de las mujeres ante el trabajo. En tales circunstancias muchos hombres que se dedicaban a la ciencia, tuvieron que ir al frente por lo que las mujeres podían pretender puestos de trabajo a los que antes no tenían la menor posibilidad de acceder. Fue entonces cuando Gertrude comienza a trabajar como química analítica, en una empresa de alimentación. Empleo que abandona para ocupar un puesto de investigadora.

En 1944, Gertrude pudo conseguir un trabajo como ayudante en Burroughs Wellcome. El jefe del laboratorio, George Hitchings, la entrevistó personalmente y quedó impresionado por su inteligencia.

Trabajando en solitario o conjuntamente con Hitchings, Gertrude desarrolló gran cantidad de nuevos fármacos, valiéndose de innovadores métodos de investigación.

Sus descubrimientos son:
·        Primer tratamiento contra la leucemia.
·        El primer agente inmunosupresor usado en los trasplantes de órganos.
·        Alopurinol, medicamento contra la gota.
·        Pirimetamina, contra la malaria.
·        Trimetopim, eficaz frente a las meningitis bacterianas y algunos tipos de septicemia, e infecciones bacterianas del tracto urinario y respiratorio.
·        Aciclovir, contra virus Herpes.



En 1988 Gertrude B. Elion, recibe el Premio Nobel de Medicina conjuntamente con Hitchings y Sir James Black.
Otros premios son:
La Medalla Nacional a la Ciencia (1991)
En 1991 se convirtió en la primera mujer perteneciente al “National Inventors Hall of Fame
Premio Lemelson-MIT al logro de toda una vida (1997).

Gertrude B Elion, murió por causas naturales, en Carolina del Norte en 1999, a la edad de 81 años. Permaneció soltera y nunca tuvo hijos.

¿Cuántas personas le deben a su investigación la salud y la vida? ¿Cuántos sabrán que existió o cual es su nombre? Tengo que reconocer que yo acabo de enterarme y lo primero que llamó mi atención fue el hecho de que recibiera un Nobel sin tener el correspondiente doctorado. Creo que merece la pena indagar en su biografía. Es un estímulo para todos, hombres y mujeres. 

Alcalá de Henares, 1 de agosto de 2016
Información y fotografías recogidas en Internet

domingo, 3 de julio de 2016

NELLIE BLY




 Nellie Bly, periodista de investigación, free lance. Primera mujer en dar la vuelta al mundo en 72 días  


Elisabeth Jane Cochran que se hizo celebre bajo el seudónimo de Nellie Bly, nació el 5 de mayo de 1864, en Pensilvania.

Tuvo que trabajar para pagarse los estudios de maestra. Sin embargo, un hecho fortuito cambió el rumbo de su vida para siempre.  Su razonada y encendida respuesta a la publicación de un artículo, de corte misógino, publicado en el “Pittsburg Dispch”, provocó la admiración del director que le ofreció un puesto de trabajo en la redacción. Tenía 18 años.


Estaba, de alguna manera establecido, que las pocas mujeres periodistas utilizaran un seudónimo. Ella eligió Nellie Bly, en honor al personaje de la canción del mismo nombre de Stephan Foster.


En el Pittsburg Dispach le fueron asignadas las secciones de moda, arte, jardinería y temas de sociedad. Durante algún tiempo, se mantuvo en la realización de estas tareas pero, aprovechando la oportunidad, pidió que se le asignase el puesto de corresponsal en Méjico y se marchó acompañada por su madre. Estuvo solo seis meses porque el tono crítico de sus crónicas ante la corrupción en el gobierno mejicano, hizo que se viera sometida a la censura y a ciertas amenazas que la obligaron a regresar a Pensilvania. 



Al retornar, se niega a continuar con los temas de sociedad y decide trasladarse a Nueva York. A pesar de sus esfuerzos, no encuentra trabajo y termina por ofrecerse como freelance. De este modo, comenzó a trabajar para el “New York World”, de Pulitzer. Su primer trabajo para este periódico la llevó a la fama en los Estados Unidos.


Ella relata que el  22 de septiembre de 1887, el World le pidió si podía internarse en el manicomio para mujeres situado en la isla de Blackwell, de Nueva York. La idea era escribir un relato sencillo sobre las pacientes en tal institución. ¿Creía tener el valor necesario para poder pasar ese trago? ¿Podría fingir las características propias de la locura hasta el punto de engañar a los médicos sin que se descubriera que era una infiltrada? Dijo que sí y lo hizo. 



Y Nellie Bly apunta un detalle especialmente significativo: desde que entró en el centro no simuló locura, no mantuvo su personaje de demente sino que habló y actuó como lo hacía en su vida real y aunque suene extraño, cuanto más sensatamente hablaba y actuaba, más loca consideraban que estaba.


Su informe, un relato corto pero estremecedor,  “Ten days in a Mad-House” dio a conocer cómo se trataba a las internas, las duchas frías en el invierno sin ningún medio de calefacción, la mala alimentación, los malos tratos, la inactividad a la que se veían sometidas, el abandono de toda esperanza si se ingresaba en tal institución siquiátrica, tuvo la consecuencia de que se aumentó el presupuesto en un millón de dólares y se puso en evidencia que no valía de nada denunciar los malos tratos a los que les sometía le personal de enfermería, porque los médicos no les hacían caso.  Una de sus reflexiones fue: “el criminal que haya realizado los asesinatos más espantosos, tiene derecho a ser escuchado y a ser defendido, el inocente enfermo, no.


Julio Verne, había alcanzado un éxito considerable con “La vuelta al mundo en 80 días” ella, la intrépida periodista norteamericana, se disponía a batir el record del héroe literario de Verne, Phileas Fogg.

Su situación de freelance tenía la consecuencia de que era ella quien proponía los temas al director y cuando le planteó dar la vuelta al mundo en menos de ochenta días, éste lo rechazó aduciendo que una mujer no puede viajar sin la compañía de un hombre, que necesita mucho equipaje, etc. Sin embargo, terminó aceptando y el periódico consiguió el mayor éxito de ventas, en todo el mundo, en la historia del “New York World”.
 
El 14 de noviembre de 1889 partió del muelle de Hoboken en un barco camino de Europa. Pasó 7 días en el barco que la transportó hasta Londres, tomó un tren a París, un tren a Italia y un autobús a través del continente para luego abordar un barco de vapor dirigido hacia el Canal de Suez y Egipto. Luego se dirigió a Singapur, después a Honk Kong, donde abordaría un barco hacia San Francisco. Y desde allí en tren hasta Nueva Jersey. Durante su viaje se permitió hacerle una visita al mismísimo Julio Verne en su residencia de París.

Consiguió por primera vez dar la vuelta al mundo en 72 días, 6 horas, 11 minutos y 14 segundos.

Alcalá de Henares, 3 de julio de 2016

·        Fotografias de Nellie Bly y datos biográficos recogidos en Internet.

·        Las fotografías de aparatos de telefonía exhibidos en la Exposición Permanente de Teléfonica, en Madrid, han sido realizadas por Franziska.

·        Nota.
La historia de esta mujer merecería más tiempo. Escribió novelas, fue corresponsal de guerra, feminista comprometida. Una mujer que siempre denunció la situación en la que trabajaban las mujeres que ella consideraba como mano de obra esclava. Supe de su existencia durante la visita a una exposición de la Compañía Telefónica en Madrid. Deseo compartirla porque mi pregunta es ¿Quién ha oído o sabía de su existencia?

lunes, 18 de enero de 2016

COLOMBINE, CARMEN DE BURGOS SEGUÍ






CARMEN  DE BURGOS FUE UNA MUJER COMPROMETIDA Y SENSIBLE QUE CREYÓ EN UN MUNDO MEJOR Y LUCHO POR CONSEGUIRLO.

Más conocida por su seudónimo de Colombine fue una prolífica escritora de novelas y relatos breves, traductora  del inglés, francés e italiano de autores consagrados . Periodista: la primera mujer que escribe una columna fija, bajo el seudónimo de Colombine,   en un diario de tirada nacional.  Primera mujer española reportera de guerra. Pedagoga –en 1909 fue nombrada Profesora de la Normal Central de Madrid, donde trabajó hasta su muerte.  Conferenciante y una defensora incansable de los derechos de las mujeres.

Sin embargo, a pesar de haber escrito más de doscientos libros y miles de artículos, su nombre es apenas conocido. Carmen de Burgos muere en el año 1932 y siete años más tarde el general Francisco Franco, como todos sabemos, ganó la guerra civil y una de las consecuencias es que publica una lista de autores prohibidos. En ella hay un nombre de mujer, es el de Carmen de Burgos. Ella representaba las corrientes de pensamiento libre y modernizador de las primeras décadas del siglo XX.

Carmen de Burgos nació en Rodalquilar, localidad de la provincia de Almería, en el año 1867. Se casó, a los dieciséis años con el hijo de un burgués, Arturo Álvarez Bustos, catorce años mayor que ella. Su esposo resultó ser además de un libertino, un maltratador.

Carmen de Burgos que tenía la educación convencional de la época dirigida a hacer de las mujeres solo madres y esposas complacientes, siempre fue muy consciente de que su libertad dependía de su capacidad para ganarse la vida  y el único medio por el que escapar de las humillaciones y el mal trato al que se veía sometida.

En 1895 –año en el nació su única hija viva, María- obtuvo el título de Maestra de Primera Enseñanza Elemental y, en 1898, el de Enseñanza Superior.

A Madrid llegó en el año 1900, huyendo de los malos tratos de su marido y dispuesta a emprender una nueva vida. Traía consigo a su pequeña hija María y se refugiaron en casa de su tío.

Es asombroso comprobar cómo compagina su trabajo como profesora, sus actividades como periodista (escribió para heterogéneos medios y bajo seudónimos tales como Duquesa Lauretana, Marianela, Raquel, Honorina, Gabriel Luna, y Perico el de los Palotes y la publicación de novelas y relatos cortos. Además de sus viajes e intensa vida social y política.

Su narrativa corta se estableció bajo cuatro parámetros: las mujeres, los viajes, su Rodalquilar natal, y su sentimiento antibelicista para denunciar la barbarie de la guerra.
En 1931 festejó la llegada de la República: para ella supuso conseguir muchas de sus aspiraciones: principalmente el derecho al voto y una Ley de Divorcio. Ese mismo año ingresa en la Masonería y fundó y dirigió la logia “Amor  número 1”.

Murió en 1932, de un ataque al corazón, mientras participaba en unos debates sobre educación sexual.

Carmen de Burgos siempre estuvo interesada por todo lo concerniente a los logros sociales, como la abolición de la pena de muerte.  Sin embargo, donde más destaca su papel es en la defensa des mujeres y la reivindicación de sus derechos, sobre todo en el ámbito educativo.  Pensaba que otra de las maneras de lograr la consecución de los derechos de las mujeres estaba en fortalecer el asociacionismo, crear asociaciones que vincularan a las mujeres, establecer redes, ayudarse entre las propias mujeres para conseguir avanzar. Esta mujer nunca se reconoció como feminista pero ¿lo era? Yo creo que sí.  También es un ejemplo para aquellas mujeres que sufren la violencia machista en la actualidad. Un pequeño cálculo nos conduce a la conclusión de que soportó durante 17 años la amargura de tal vida aunque se mantuvo alerta y preparándose para la evasión.

Es una vida llena de interés que no se puede abordar en el corto espacio de este blog. He recogido todos estos datos de un trabajo publicado por YASMINA ROMERO MORALES, DEL ATENEO DE LA LAGUNA. Y, en algún momento, he copiado literalmente.  

A TODO AQUEL QUE LE INTERESE AMPLIAR SUS CONOCIMIENTOS SOBRE CARMEN DE BURGOS SEGUÍ, LE RECOMENDARÍA QUE LEYERA ESTA PUBLICACIÓN.  La autora sugiere la lectura de la biografía pero, según he visto, está agotada.

Alcalá de Henares, 18 de enero de 2016
Realizado por Franziska La imagen de Carmen de Burgos, hemos tenido la gran suerte de encontrarla en las galerías de Internet.