domingo, 23 de diciembre de 2012

Villancicos



Con la inocencia y el corazón de un niño
quisiera salir del llanto en que me encuentro
y cantar con alegría un villancico.
¡Vamos Perico, toca el tambor
porque ha llegado el Niño Dios!

Los pastores gozosos con sus quesos.
La mula y el buey en su pesebre.
Las estrellas fugaces del Oriente.
¡Vamos Maruxa deja la aguja,
ven a bailar que el Niño Dios ya va a llegar!

El corazón gozoso de José
y toda el alma de María
prendidos de ese Niño de Belén.
¡Vamos Xuanón toca la gaita
que hoy su acento nos da esperanza!

Una fecha, el 24 de Diciembre.
El año cero de nuestro calendario.
Y fue en Belén allí, precisamente.
¡Si las estrellas supieran que el Sol nació de María
todo el día en el portal junto al Niño orbitarían!   

En Belén, allí nos nació el Niño
que portaba la paz entre sus manos
que inundaba de amor cuanto miraba.
¡Cuando los ángeles llegan dando a los hombres la Paz
en Belén se ríe el Niño de tan alegre que está!

…………………………………….


Todas las Navidades –desde que yo tengo cuenta-
se asoma a mis recuerdos una niña muy pequeña
que no tenía carbón para calentar la cena.

En el patio de su casa, prendió la madre una hoguera
e hizo unas  gachas de almortas para sosegar el hambre.
En el llanto de su madre brotaban todas las penas,
la rabia y la impotencia. Nadie cantó aquella noche.
¿Cuándo acabaría el hambre, el frío y la condena al dolor
y las estúpidas consecuencias de aquella fatídica guerra?

Puso en sus ojos el sueño el cansancio y el silencio.
Ella sabe que nunca estuvo más cerca de ese Niño que es Amor,
y por eso, lo recuerda al llegar la Nochebuena.

Alcalá de Henares, 23 de Diciembre de 2012
Textos realizados por Franziska




sábado, 1 de diciembre de 2012

¡tiene bemoles, niña, bemoles, tiene!



Otro día más en la noche del desamparo.
Vivir con la conciencia del desahuciado
no ser portador de derechos, no es humano.

En este mundo raro y triste que hemos creado
todavía pensamos que el que ha llegado
tienes razones para sentirse alegre
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¡En este país gobiernan los caracoles!

¡Pero está claro, lo de la educación está cambiando!
¡Universidad para pobres, qué despilfarro!
Igualdad para pobres y ricos -alguien lo ha dicho-
pero la educación no iguala más que a los ricos.
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¡En este país piensan los caracoles!

Los pobres no comprenden que su dilema
es que son demasiados…deberán contenerse,
hacerse escasos y así habrá para todos,
pues…tened paciencia, en ello estamos.
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¡En este país razonan los caracoles!

Otro día  más en la noche del desamparo.
Vivir con la conciencia del inmigrante
sin los dichosos papeles, es denigrante.

Aún no hace tanto que así estábamos los españoles.

Y en este momento, por centenares,
salen por las fronteras hacia otros países.
Los de ahora llevan en su equipaje,
títulos de expertos y doctorados.
Esto es, en esencia, lo que ha cambiado.
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¡En este país reinan los caracoles!

Hay una cantinela que está en la calle:
“Ningún ser humano es ilegal”
Y este lema repetido por voces de españoles
resuena en mis sentidos igual que un himno
porque creo que es mi hermano aquel que llega
de cualquier continente de este planeta.
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¡Yo no quiero que reinen los caracoles!

Otro día más en la noche del desamparo.
Hemos batido un record no hay quien nos gane.
Nos estamos acercando ya a los ¡¡¡ SEIS MILLONES!!!
¡tiene bemoles, niña,  bemoles, tiene!
¿ para cuando la sopa de caracoles?

El negocio de hoy son los entierros.
Hay que aprovechar porque ahora
no es más barato sino más caro
pero se puede pagar a plazos.

Esto es muy chusco pero algo tendrán previsto
si no se atiende al pago de los plazos
para desahuciar al muerto o a sus parientes.
Yo no lo dudo: lo tengo claro.  

Y es que España –vista desde dentro-
es para echarse a llorar –eso fue lo que dijo Su Majestad-
¡Y cuidado que las hemos pasado canutas los españoles
pero aquello era distinto, tenía su gracia
ya que tarde o temprano, iba a acabar…
pero es que ahora  ya no se ríen ni las farolas!
¡tiene bemoles, niña, tiene bemoles!
¡nos están marcando el paso los caracoles!

Cada época vende lo que  hace falta.
Ser asertivos. Poner la mente en positivo
es lo que está en la cresta de la ola.
Si lo pensamos un poco:   no hay mucho que cavilar   
todos tenemos motivos para reír y bailar,
practicar el senderismo y mojar vino en el pan.
¡tiene bemoles, niña, tiene bemoles!
¡Ahora son filósofos los caracoles!

Estemos atentos no sea que suban más los niveles
del ozono troposférico
y que del ozono el agujero cada vez sea mayor. 

¿Por qué no lo eliminamos si conocemos los daños?

¿No se ha inventado aún una escoba espacial?
Esta sería una tarea de especialista, a destajo,
y una forma de crear nuevos puestos de trabajo.
¡tiene bemoles, niña, tiene bemoles!
¡Ahora ya son científicos los caracoles!

Pudiendo continuar, vamos a acabar aquí
por dejar para mañana el sector de la
Sanidad Pública que está que no puede más.
Y porque esta marea blanca, es la tarea de todos.


Alcalá de Henares, 1 de diciembre de 2012
Texto realizado por Franziska