jueves, 4 de diciembre de 2008

El dinero no da la felicidad




“Sabemos mucho más sobre la tristeza que sobre la felicidad” Estas son las afirmaciones del doctor Paul Ekman, psicólogo, famoso por sus estudios sobre las micro expresiones faciales que ponen en evidencia nuestros sentimientos.


Durante dos días, en la ciudad de San Francisco se han celebrado conferencias sobre “La felicidad y sus causas”. En este forum han participado ponentes, de todo el mundo, con experiencia en los campos de la educación, psicología, biología, medicina, religión y filosofía.

El Forum mundial de la búsqueda de la felicidad, se ha reunido para discutir a cerca de la importancia de conocer y comprender científicamente e históricamente el significado de la felicidad. Llama mi atención que una de las ponencias del evento llevara por título “…porque las cebras no padecen úlceras”. Parece que ellas saben tomarse los contratiempos con tranquilidad.

Según las palabras de Robina Courtin, organizadora del evento, “no podemos garantizarnos el equilibrio económico pero sí la felicidad”.

El encuentro de San Francisco es la prueba de cómo, en estos últimos años, se ha creado, en torno al argumento de la felicidad, una verdadera industria y es una evidencia sobre la que se discute en las aulas universitarias y está siendo objeto de estudios académicos y sobre lo que se está escribiendo un número cada vez mayor de libros.

Lo curioso es que todos los argumentos de los expertos han llevado a la conclusión de que, de verdad, el dinero no da la felicidad.

29 comentarios:

~PakKaramu~ dijo...

Hallo there

I am from Malaysia

so happy to visit your blog

CANTO EN FLOR dijo...

"Cuántos hay que tienen todo, y les falta en su existencia, un cariño de verdad y son esclavos del dolor"
Claro que el dinero no da la Felicidad!
Soy sólo un pasajero en esta vida, y he aprendido que la Felicidad es la entrega de nosotros mismos a los que amamos y dar Felicidad es lo que nos hace "ricos", en espíritu, en nuestra escencia de seres humanos.
Te abrazo con todo mi cariño y llena de la Felicidad que compartimos!

Ana. dijo...

Ay Franciska, malos tiempos para mezclar estos dos términos!

Te cuento, edité en el post de las hierbas y puse la receta más detallada; no sabía si traértela aquí... si las haces, ya me contarás! ;)

Mari Carmen dijo...

Posiblemente sea cierto, Franzisca, pero qué duda cabe que es mejor tener dinero (y no me refiero sólo a tener muchiiiiisimo dinero, sino a tener lo suficiente) que no tenerlo porque con él se puedes solventar muchos problemas.

Un abrazo :)

Julia dijo...

Aquí hay una canción que dice: "El dinero no es todo... PERO CÓMO AYUDA!!"
Qué gran verdad!!! (Por lo menos para nosotros los seres humanos).
Besosss.

Una senderista. dijo...

Hay muchas cosas que no dan la felicidad, el dinero es una de ellas, pero este material de gran valor para nosotros, nos aporta bienestar y garantía de supervivencia, lo que hace que nos sintamos más felices o quizás mejor emocionalmente. El problema está, creo yo, en el uso que se le da a las cosas y en el apego.
Saludos y muy bueno tu blog

Tamboni dijo...

El dinero no da la felicidad pero da mucha tranquilidad.
La felicidad no se compra con dinero.
La felicidad es un sentimiento que disfrutamos menos de lo que quisiéramos.

Diana dijo...

Hola Franciska.
No, el dinero no da la feliciada, pero sí es cierto que con dinero las penas son algo menos penas.
Yo diría que el tener dinero no garantiza la seguridad, pero que el no tenerlo sí da puntos para no poder ser felices.
Al menos en el mundo en el que vivimos.
Un bico y gracias por estar ahí.
Diana

josé javier dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es más ya escribí un post sobre ello el día 17 de mayo pasado concretamente:
//www.cefirodeloeste.blogspot.com/2008/05/un-silbido-de-felicidad.html

Ernesto dijo...

De acuerdo con -PakKaramu-.

Es cierto, el dinero no da la felicidad.

Son las cosas que se puede hacer con el dinero lo que la hace posible.

Además, ya sabemos que eso está demostrado cada 23 de diciembre.

Ese día, a todos los que no hemos sido afortunado con el Gordo, decimos : lo importante es tener salud.

Queda el amor para completar el tópico.

Un abrazo, amiga Franziska.

Fugaz dijo...

El dinero no la da, por suerte la felicidad es algo que no se compra ni se vende, se siente!!!! y afortunado es quien puede sentirla y retenerla. A veces es duradera, otras tan sólo pasajera pero por suerte es reincidente y va y viene. Así que yo cuando la siento venir (es que no la puedo ver...jejejeje) la disfruto tanto como puedo.

Feliz fin de semana!!

almena dijo...

Yo creo que ya intuíamos más o menos que "no es el dinero lo que da felicidad". Pero bueno, ¡ahora ya es una verdad científica!

:)

Supongo que cuando se es feliz... nada se echa de menos. Tampoco el dinero. Pero no sé... y que si nos embarga un sentimiento de infelicidad, el dinero no logra evitárnoslo.

Besazo!
Te deseo felicidad y dinero.

carmen dijo...

Hola Franzisca, pasa sin llamar estás en tu casa. Mire tu perfil, apresuradamente y me gustó que leyeras a Benedetti y que No logo fuera uno de tus libros, ahi coincidimos. Aunque estoy fuera, no me he resistido a mirar mi blog desde un ciber, y me encontré con vos. Muy feliz de que me visites.
El dinero no da la felicidad, claro que no.
Saludos y que tengas un buen dia.

Kety dijo...

El dinero debía estar repartido en su justa medida. Está demostrado que si careces de él, malo, y en demasía, pierden el norte.

Un abrazo Franziska

PIER BIONNIVELLS dijo...

Holaaa.
Asi es.. la felicidad tenemos que buscarla nosotros mismos.. y el dinero no nos la da.. solo el amor..el vivir. el sentirse bien el estar a gusto..
abrazos. guapa.

neurotransmisores dijo...

Vivimos en una sociedad tan capitalista que incluso nos quieren vender felicidad.

Saludos.

La historia de Manoli dijo...

Hola Franziska, no se si te ha llegado ya mi comentario, porque como no me funciona muy bien el ordenador, tiene menos ganas de trabajar que yo, jejeje. Bueno la cuestión está que el dinero no es felicidad pero ayuda a que seas feliz. La pura relidad es que el ser humano nunca es plenamente feliz porque es ambicioso y necesita obtener cosas de las que carece para sentirse feliz. Tampoco podrías ser plenamente feliz las 24 h. del día durante todos los días de tu vida porque sino no te sentirias viva, necesitas experimentar sensaciones (tristeza, alegria ...) para sentirte viva.

Gwynette dijo...

Es que cuando somos felices lo damos por natural y el estado de tristeza pesa como una losa..pero mira, me consuela mucho saber que el dinero no da la felicidad ! jajaja

=_O

Besitos, Franzika

PD: me encantan estas fotos !!

Mariaisabel dijo...

El dinero no da la felicidad, pero tristemente, a menudo la felicidad la da el dichoso dinero, puesto que con él se solucionan muchas cosas.
Pero como yo aún soy una sentimental, la felicidad me la da muchas pequeñas cosas, una de ellas es sentirme querida por mi familia y amigos. Otra, que las personas que quiero, gocen de buena salud.
Ya ves, eso no se compra con dinero.
Un beso, mi amiga querida.

RosaMaría dijo...

Pues no, no da la felicidad, pero el dinero ayuda. En la enfermedad, en la desnutrición, a padres adoptivos, y en otras circunstancias donde sin duda ninguna están involucrados los sentimientos extremos. Estos días circula la noticia de que se es más feliz en latinoamérica que en los países desarrollados. No sé cual es la base científica o no de esto. Solo se que los que somos capaces de dar cariño, horas, amistad, dedicación, creación, inclusive trabajo estamos un poquito más cerca de ser felices.
Tus post y tu compañía dan felicidad. Un abrazo fuerte

Marina-Emer dijo...

Mi querida Fran como yo te llamaba cuando aún era feliz;deseo con toda mi alma que pases unas felices fiestas Navideñas en compañia de tus seres más queridos,de todo corazón mi abrazo en estos señalados días.
besos
3Marina Pastor

Toupeiro dijo...

El dinero no da la felicidad pero ayuda mucho en ocasiones.

Cuando amanezca nos vamos dijo...

Espero que la afirmacion de que el dinero no da la felicidad no decaiga nunca, pero día a día experimentamos como la gente rica, con dinero, solventa todos sus problemas basándose en éste. La verdad es que es una pena, porque el día que la felicidad caiga en la trampa del dinero -espero que ese día no llegue nunca- será un día muy triste para la humanidad.

Un abrazo!
alberto!

Zafferano dijo...

Pero se acerca...
En vez de tanto y tanto hablar, mejor les vendría ponerla en práctica sin tantos planteamientos. Al fin y al cabo la felicidad nace de las cosas más simples.


Un beso y otro más!

HADA ISOL dijo...

Hola Franzisca:vengo a invitarte a hacer una cruzada,sobre TGD(autismo) en Argentina estos niños no están recibiendo lo que necesitan ni tampoco hay demasiada información que apunte al diagnóstico temprano,lo que es fundamental pues a tiempo ,con terapia se logra muchissimo,en mi blog http://elblogdeisabelhada.blogspot.com/ está el pedido de mi amiga Sabri y al final de ese post está una página sobre un grupo de padres que piden una ley que ampare a sus niños,aunque sea que coloques la página a un costadito de tu blog ya es una ayuda,internet es una herramienta muy grande,cuanto más se sepa de esto mejor,desde ya muchas gracias,ya sabes no tienes compromiso de hacerlo,pero si lo haces te lo agradeceré mucho!un abrazo!

Isold (Tamboni) dijo...

Segun Jacinto Benavente:
"Eso de que el dinero no da la felicidad son voces que hacen correr los ricos para que no los envidien demasiado los pobres."

Conchita dijo...

Que razón tienes "el dinero no da la felicidad, pero da la tranquilidad", los problemas con dinero se resuelven mejor así que me den el dinero que con el todo es más sencillo,no te parece?.
Hasta pronto cariño

YEL dijo...

Hola Franzisca:

Creo que algo que se señalado con relación a este tema es que con los incrementos en los poderes adquisitivos de las sociedades desarrolladas en de las pasadas décadas, el nivel de felicidad general no ha incrementado. En ámbitos donde existen claras carencias, más dinero ayuda y puede aumentar la felicidad, pero cuando las necesidades están ya satisfechas, más dinero al parecer no incrementa la felicidad. Al menos eso dicen los estudios.

Personalmente pienso que puede variar dependiendo de la persona y del uso que se le da al dinero. Aún cuando alguien tiene lo suficiente para vivir decentemente, si tuviera extras para gastarlos en lo que le gusta (por ejemplo viajes, coleccionar pinturas, etc.) posiblemente pudiera experimentar mayor felicidad. Claro, cuando ya se tiene ese extra para satisfacer esos gustos, dinero adicional posiblemente ya no ayudaría. O quizás sí: algunos multimillonarios en vez de tenerlos guardados en bancos o acciones se deciden por la filantropía y quizás sean más felices que los otros.

Abrazos.

YEL dijo...

Perdóname Franziska que por la rapidez haya digitado mal tu nombre. ¡Feliz Navidad!