domingo, 10 de noviembre de 2013

La prisionera








Escapar, salir de donde estaba prisionera era el único pensamiento que tenía tanto al  quedarme dormida como al despertar para, invariablemente, comprobar que seguía tras aquellos gruesos barrotes. Había conseguido aflojar uno, el que estaba más próximo a la pared, y  lo cubría con mi cuerpo durante el día. Aparentaba dormir cuando abrían la rejilla para dejarme la comida pero era solo una táctica, a la espera de un descuido de mi guardián.  Me convencí de que la noche era el momento más propicio para mi huida y por fin llegó la ocasión. Pude arrancar el barrote y salir. Escapé por la chimenea de la ventilación y mi sorpresa fue enorme cuando comprobé que no había alcanzado el exterior sino que estaba en otro lugar sin jaulas. Me dispuse a buscar la salida y los encontré allí, me llenó de terror la idea de que se pondrían a dar sus espeluznantes gritos y volverían a encerrarme. No tuve opción: su vida o la mía: tuve que estrangularlos. Conseguí escapar  y llegué al tejado. Libre, al fin. No fue complicado  alcanzar un territorio entre los árboles aunque aquel no era igual que el lugar en el que había nacido.  Recuperé la noche, la presencia de la luna y el brillo de las lejanas estrellas. Me apresté a cazar de nuevo, toda la vida corría nuevamente por mi cuerpo. Yo soy una pitón Seba,  lo tengo a gala. No he nacido para vivir en una jaula.


Alcalá de Henares, 10 de Noviembre de 2013
Texto e imagen realizados por Franziska
…………………

Este relato nace de una noticia:  DOS HERMANOS DE  CINCO Y SIETE AÑOS HAN MUERTO ESTRANGULADOS POR UNA SERPIENTE PITON



5 comentarios:

Franziska dijo...

Para que dos hermanos de cinco y siete años murieran estrangulados por una serpiente pitón en Canadá, tuvieron que encadenarse una serie de circunstancias. Primero que esos niños fueran invitados a pasar, precisamente esa noche a casa de un amigo que vivía en Campbellton. Cuyos padres eran dueños de una tienda de mascotas.

Sin embargo, el hecho llega a producirse porque desde el año 2009 en la provincia de Nuevo Brunswick, se permite la venta y posesión en las tiendas de mascotas, de serpientes no venenosas de hasta tres metros de longitud.

¿Cómo pudo ocurrir? La pitón se escapó de su jaula durante la noche y accedió, a través del sistema de ventilación, a la vivienda que había encima de la tienda. Por último, los niños invitados estaban en el salón durmiendo en un sofá. Ninguna puerta les protegía.

Esta es mi historia de hoy. Perdón por la dureza del relato. Un abrazo. Franziska

FG dijo...

Ni siquiera puedo imaginarlo, bueno, confieso que más bien me da escalofríos y me deja helada leer esto, no por el relato que como siempre está de lo mejor realizado, sino justamente por lo que nos cuentas del mismo, del por qué lo hiciste y luego en tu comentario como pasó lo que pasó. Yo sinceramente soy una persona que no soporta porque me dan un pánico terrible las serpientes, y directamente no he comprendido jamás a quienes las desean tener como mascotas. Sí, sé que muchos de los que las tienen pueden tacharme de escrupulosa, pues sí, que lo hagan pero creo que hay mascotas y mascotas y que precisamente estas que son peligrosas mucho menos.

Sé que sucedió en una tienda, vale, pero de no haber una demanda estos no la habrían tenido allí a la venta con el consiguiente peligro.

Terrible, en verdad que lo es.

Un abrazo.

lena alondra dijo...

breve y simple, y con mucho significado, no nació para estar enjaulada
coincido con FG, también me dan pánico las serpientes, pero los animales domésticos que sirven de mascotas, no son estos precisamente, estos deben estar en su lugar, son salvajes, necesitan su habitat
es lamentable que pasen estas cosas, pero ese animal no hizo nada que no estuviera en su naturaleza

el relato excelente, con su cuota de misterio e intriga

un abrazo mi mamiabu!

Ricardo Tribin dijo...

Nunca las he visto físicamente y dicen que son aterradoras.

Un abrazo!!

Alondra dijo...

Según iba leyendo imaginaba un rapto o un preso político, etc..., la piel se me erizó porque debe ser horrible verte privado de libertad.
No entiendo la moda de tener animales enjaulados o mascotas que vienen de otros países, luego al crecer resultan molestas y las abandonan en cualquier lugar, algunas mueren, otras hacen daño al ecosistema que no está preparado.
Has logrado una historia impactante. No había leído la noticia ¡qué lástima de esos niños!