viernes, 28 de noviembre de 2014

GARCETA COMUN





La descubro de pronto y cuando estaba pendiente de las gaviotas que formaban pequeños grupos en la playa del Arenal.  Me llaman la atención su blancura, el deslumbrante pico alargado, de un negro brillante y el ojo situado exactamente donde comienza el pico.  Era mi primer encuentro.  Su imagen me hizo recordar enseguida a las cigüeñas pero era indudable que no lo era.



Sin perder ni una décima de segundo, me dispuse a conservar su imagen mientras se sostuviera al alcance del objetivo de mi cámara. En aquel momento no importaba aclarar  que ave era aquella que veía  con las patas sumergidas y casi sin cambiar de postura ni moverse del mismo sitio.


Consideré que mi posición  estaba muy alejada y con gran lentitud traté de acercarme sin conseguir despistar a la garceta que abandonó el agua, comenzó a caminar por la arena tratando de poner tierra por medio entra ella y yo.


Es curioso pero, como puede verse en las fotografías finales,  su parte trasera es mucho menos armoniosa que la delantera y abre mucho las patas cuando camina.  Cuando emprendió el vuelo me falló el enfoque, no pude disparar y perdí la foto más interesante porque hace un bonito movimiento con las alas. Ocasión perdida y que no va a ser fácil que vuelva a presentarse.


Estaba sola y la información que tengo sobre las costumbres de estas aves es que suelen estar en compañía de otras garzas.  ¿Se había despistado en su ruta migratoria hacia África?  De mi maniobra de acercamiento, está claro,  juzgó necesario alejarse pero ¿podría tener dañadas las alas?  Nunca lo sabré.  No sé a dónde podía dirigirse y quizás ni ella tampoco lo sabía con exactitud. Mis conjeturas no tienen ninguna base. 


Es carnívora. Se alimenta de peces,  insectos acuáticos y ranas. La cría la realiza en colonias con otras garzas, en árboles, matorrales arbustivos y carrizales.  Los dos miembros de la pareja se encargan de la construcción del nido: el macho aporta ramas y tallos y la hembra construye el nido en forma de embudo. A veces, ocupan el nido de años anteriores, con previas reformas.


Los tres a cinco huevos de la puesta son incubados especialmente por la hembra aunque el macho también participa durante los 21 a 25 días que dura la incubación. Los pollos permanecen en el nido durante un mes y alcanzan la madurez sexual con un año de vida. Las jóvenes garcetas optan por emigrar o bien permanecer en zonas próximas a su lugar de nacimiento.


Alcalá de Henares, 29 de Noviembre de 2014
Texto e imágenes realizados por Franziska

15 comentarios:

Ricardo Tribin dijo...

Espectacular, bellísimas!,,

Gracias por tan hermoso y ecológico compartir.

Un abrazo grande.

Amatista Amatista dijo...

Maravillosa entrada,las fotos las he disfrutado,que tengas buen domingo, besos

Luz dijo...

¡Qué interesante todo lo que nos cuentas! No he podido evitar detenerme un largo rato en la segunda de tus fotografías... Me parece sensacional a nivel plástico el contraste de esa mancha blanca sobre la textura ondulatoria del agua... Me entusiasma la variedad de colores y formas que puede adoptar este elemento... ¡FANTÁSTICAS IMÁGENES! ¡UN SUPERABRAZO, FRANZISKA!

claudia dijo...

qué maravilla de fotos, bellísimas!
cuánto talento tenés Fran,me encantó leer el relato de cómo las hiciste, y cuánta alma hay en ellas!

un abrazo enorme!!!

victoria dijo...

Gracias por amar a la Naturaleza!!

Eso habla de tu enorme corazón!!

Besitos

Juanita Silva Araujo dijo...

Es muy bonito el blog, Franziska, y las fotos que haces. Me alegra descrubir tu optimismo de espíritu.
Bendiciones.

Alí Reyes dijo...

Eres una excelente fotógrafa. Por cierto, no pasaba por acá desde un comentario que dejé en la entrada del burriquito (único animal doméstico originario de Africa) y resulta que mi comentario no apareció...Bueno. Te repito ¡Qué bueno que no perdiste la oportunidad de fotografiar ese pollinito. quedó buenísimo

Josep dijo...

A la garceta común no la habia visto nunca en la playa. Creia que vivia en aguas tranquilas. Yo lo habia visto en el Delta del Ebro y en La Albufera, en Valencia. Aquí en Cataluña le llamamos martinet blanc y en Valencia garseta blanca.
Tus fotos son preciosas,
Franziska.Y como me quedo con la intriga de saber como pescan en el mar lo buscaré por Google, a no ser que aqui, en esta playa busque y coma cangrejos u otra especie.
Muchas gracias.Eres muy buena haciendo fotos, debes tener mucha paciencia, verdad?
Un abrazo.

Josep dijo...

Soy yo de nuevo. Efectivamente, no he encontrado nada que no sea que viva en lugares como los que he dicho antes, delta del Ebro, albufera valenciana, Doñana, etc
Lo cual significa que has hecho unas fotos a una Garceta común que se a escapado de Doñana para ir al Arenal. Muy bien!
Un abrazo.

Antonio Porpetta dijo...

¡Qué maravilla de fotos! Tienes un blog precioso.
Y gracias por tus cálidas palabras, tan alentadoras.

ruma dijo...


Hola, Franziska.

Muy hermosa vista. Shine es probable que hayan saltado.
Gracias siempre visites.

Saludos y abrazos.

RosaMaría dijo...

Qué bonita y qué buenas fotos, eres todo una artista! No conocía las garcetas así que agradezco la información. Besos grandotes.

victoria dijo...

En este mes tan hermoso te deseo mucho amor
Y abundante paz muy dentro de tu corazón.
Un abrazo cálido !!!
De Tu amiga
★∵☆.◢◣    ◢◣ . ☆∵★
   ◢■■◣  ◢■■◣
  ◢■■■■■■■■■◣
  ◥■■■■■■■■■◤
   ◥■■■■■■■◤ 
    ◥■■■■■◤
     ◥■■■◤    
      ◥■◤
       ▼VICTORIA
         \  
          \
           \
            \
             \
              \       
               \ ●
                /i\
                /\

Ricardo Tribin dijo...

Totalmente preciosas.

Que excelentes tomas que son un gozo para la vista.

Abrazos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Preciosas fotos, con un interesante contenido,siempre me ha fascinado el mundo de las aves, saludos.J.R.