jueves, 11 de septiembre de 2014

G A V I O T A S





Todos los mares y casi todas las aguas dulces del globo, albergan especies de gaviotas.

Pocas veces penetran mar adentro y, por lo tanto, son consideradas aves de playa.  Siguiendo el curso de los ríos caudalosos, penetran tierra adentro.  Así, algunas especies muestra su predilección por los lagos y los ríos más alejados del mar, en los que se detienen, al menos, durante el período de la reproducción.

Todas las especies se nutren de peces, pero no pocas cazan insectos con ahínco y devoran animalitos marinos y sustancias animales.

Se caracterizan por la elegancia de su aspecto, la gracia de los movimientos y la donosura del porte. En tierra, donde se mueven con agilidad y rapidez, asumen un aspecto realmente digno. Están, asimismo, bien dotadas para la natación.

Vuelan con lento batir de alas, movimiento con el que alternan repetidas y prolongadas ondulaciones que realizan con extraordinaria agilidad.

Tienen una voz estridente y desagradable. Los sentidos más desarrollados son los de la vista y el oído.  Se trata de aves sagaces y valerosas y muy apegadas a su prole. Viven e incuban junto con otras especies de aves nadadoras pero su interés en la presencia de las mismas, no es amistoso pues terminan ejerciendo sobre ellas todo tipo de rapiñas.

Muchas especies de gaviotas, acechan los polluelos y los huevos de otras aves costeras y, su condición depredadora llega a tal extremo que roban los huevos y matan los polluelos de otras parejas de su misma especie.

Desconfían del hombre en todo lugar y circunstancia. A pesar de ello, aparecen con frecuencia en los lugares habitados, visitan los puertos y poblaciones costeras y vuelan en torno de los buques.  Cuando se trata de enfrentarse a un enemigo, las gaviotas actúan siempre con un acuerdo total y, en casi todas las ocasiones consiguen imponerse.


Durante el período de reproducción se reúnen en bandadas muy numerosas que cubren literalmente extensas superficies de paredes rocosas o de montes –aprovechan el menor espacio por angosto que sea- y colocan los nidos muy próximos unos de otros. La puesta se compone de dos a cuatro huevos, mas bien voluminosos, de forma regular y cáscara gruesa y granulosa, de color verde. Machos y hembras se alternan en la incubación que se prolonga durante dos o tres semanas. Los recién nacidos son alimentados con comida en parte digerida y regurgitada después por los progenitores.

En las regiones más septentrionales estas aves se consideran de gran utilidad ya que sus huevos gozan de gran aprecio y alcanzan buena cotización comercial. Por otra parte, las plumas también se utilizan para rellenos.  Las gaviotas resultan beneficiosas como barrenderos del mar pues devoran toda clase de desechos sobre los que suelen precipitarse en gran número.

Por último, tenemos que añadir que se adaptan fácilmente a la vida en cautividad y se encariñan con su dueño.



Texto:  Datos extraídos de la enciclopedia “El mundo de los animales” 
Fotografías realizadas por Franziska

Alcalá de Henares, 11 de septiembre de 2014

12 comentarios:

Fanny Sinrima dijo...

Precioso reportaje; muy didácticamente presentado.
Te felicito por las excelentes fotografías.

Un abrazo.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Me encantó el estudio que haces sobre la vida de las gaviotas. Me aportó y me enseñó cosas nuevas sobre estos animales que en algunos lugares podemos contemplar cerca de los humanos

Las fotografias son preciosas

Volarela dijo...

Estupenda entrada para estos animales tan cercanos y con tanta personalidad. Las fotos, que imagino tuyas, son excelentes, y además diversas, acompañando muy bien este ameno texto.
Como a ti, me fascinan las aves. Las gaviotas son mis compañeras habituales. Frente a mi casa vuelan y puedo observarlas a placer. Ningún ave tiene un vuelo de tanta elegancia, perfección y calma. Muestran un dominio absoluto sobre el aire. Les fascina volar, y cuando hace viento, aunque sea en plena noche, salen todas a divertirse. Son tremendamente alborotadoras, sobre todo en época de cortejo, pero su estridente voz, para mí, es música marina...; me evoca los espacios abiertos, salvajes, libres...

Me ha encantado visitarte y compartir estos temas tan maravillosos. Ya tienes una asidua :)

Un abrazo y una sonrisa muy cordial (con mucho contento por tus comentarios) :)

RECOMENZAR dijo...

Me encanta tu entrada llena de imagenes y color
Te cuento en mis alrededores en Miami hay muchos murciélagos se han hecho una plaga hoy
mil besos

Ricardo Tribin dijo...

Que tomas más profesionales.

Me gusta mucho tu pista.

Te cuento que como vivo cerca del mar me encanta ver volar a las bellas gaviotas.

Te envio un gran abrazo.

Azzul. dijo...

Me produce tu post y las fotografias que has elegido sensación de Libertad, enhorabuena.

Mariaisabel dijo...

Precioso!
Sabes, me encantan las gaviotas, de hecho mi blog "Gavina" significa "Gaviota", en catalán.
Por cierto, como he estado ausente tanto tiempo, me ha desaparecido la gaviota que encabezaba mi blog.
Un gran abrazo
Mariaisabel

Luz dijo...

Me encantan las fotografías. No he podido evitar detenerme en los colores del cielo de la segunda imagen... Ese tono violáceo acuarelado con azules y la hermosa línea que configuran las gaviotas en su movimiento. Me parece magnífica.

Muchas gracias por pasar por mi blog, Franziska. Con tu permiso, también te enlazo en el mío para seguirte en futuras publicaciones.

Saludos.

ruma dijo...


Hola, Franziska.

Gran fotografía. Diseño, composición y las ideas. Ambiente muy dulce.

Tener un buen fin de semana. Un abrazo. Desde Japón, ruma❃

Anónimo dijo...

esas fotos podrían ser publicadas en la enciclopedia de los animales de donde extrajiste la información sobre las gaviotas!
son maravillosas, como siempre, y como siempre, no puedo menos que admirarme por tu trabajo

un abrazo enorme, mamiabu!
Claudia

victoria dijo...

Hermosa entrada se vé en ella tu amor por los animales y eso dice que tienes un grán corazón...
Las gaviotas donde vivo se ven a diario revoloteando las orillas de las playas..Me encanta verlas!!

Gracias por compartir
Con cariño Victoria

Volarela dijo...

Me alegro de que estés de nuevo por aquí.
Gracias por tus comentarios, me alegran mucho. Espero tus próximas entradas.

¡Cuídate!


Muchos besos :)